Ana Laura Salas celebró 40 años en familia y en Europa!!

Ana Laura Salas, Odontóloga

Este año para celebrar la llegada a las cuatro décadas, decidí que quería hacer algo memorable, dejar de soñar en algo y convertirlo en el autoregalo más significativo que pude haberme dado. Resulta que mi familia es increíblemente unida, y pese a que ya todos estamos grandecitos, nunca habíamos hecho un viaje familar a tierras lejanas y desenchufados de toda cruel rutina por más de una semana…pues si, mi regalo iba a ser ese, viajar con mis papás y hermano a Europa!

Yo había estado ya por esos lados, pero sin ellos, y como no existe foto que muestre la increíble sensación de estar por allá, quería que fuéramos juntos a vivirlo, los cuatro solos, y atesorar cada momento como eso, nuestro momento. Me aventuré a organizar nuestro propio tour, quería ir a nuestro ritmo, así que pasé horas de horas buscando hospedajes, vuelos, transportes, etc. Mis mejores aliados: paciencia, Google, consejos de amistades, entusiasmo y uno que otro café. La idea era que conocieran lo clásico y lo imperdible de cada ciudad, y el ride familar de mis sueños quedó así: París, Praga, Venecia, Roma, Barcelona y Madrid.

MadridQué visitar en cada una de esas ciudades puede ser tan obvio como variado, pues al final todo es cuestión de gustos, pero siempre vale la pena visitar lo más emblemático de cada una, pues por algo se han ganado fama mundial. Cómo buscar lo más relevante de cada lugar es muy sencillo a través de la web, mejor les cuento sobre cosas que aprendimos y que me parecen muy buenos tips para el viaje:

– No me van pidiendo en el aeropuerto la tarjeta con la que compré los tiquetes? No la andaba! Tuve que devolverme hasta Curridabat porque si no, no nos dejaban salir del país, fue una locura pero la pude llevar a tiempo. Consejo, cargue siempre la tarjeta con la que hizo compras o reservaciones por internet.Puerta-de-Alcala– Para las largas caminadas, aparte de curitas o esparadrapo, nada como una “embarradita” de vaselina en los pies, no falla!.

– Para evitar largas filas e incómodos tumultos, es mejor visitar los lugares más populares en las tardes, por ejemplo El Coliseo, los Museos del Vaticano y las obras de Gaudí.

– Si van a reservar hospedajes por internet, los filtros qué más me sirvieron fueron: hospedaje con desayuno, hoteles cerca de estaciones de metro y la calificación de la gente (sin importar cuántas estrellas tenga el hospedaje).

– Llevar de antemano un posible itinerario por día y los transportes o direcciones claras (para eso Google Maps fue mi mejor amigo), y así salir del hotel de una vez con rumbo establecido, sin perder valioso tiempo deambulando. Claro, improvisar se vale!

-Ojalá quedarse al menos dos días completos en cada ciudad para poder saborear cada rincón y cada detalle, y si aún así quedan lugares pendientes, pues será el pretexto perfecto para volver.

Praga-Si ven algo curioso, diferente y delicioso para comer, pruébenlo! Todo con medida para no terminar con mal de estómago, pero disfrutar la gastronomía es partedel placer y quedarse con la duda es un martirio. 

-. No pierdan el tiempo caminando más de la cuenta pues las distancias pueden ser engañosas, te hacen perder tiempo y agotarse de puro gusto, utilicen el transporte público, es parte de la aventura.

– Hasta donde le sea posible, trate de ver lo más llamativo tanto de día como de noche, la iluminación de los escenarios puede ser tan diferente como magnífica, ejemplo la Torre Eiffel, imperdible de las dos maneras!

– Y el mejor consejo de todos, el más importante y el que más llega al corazón, haga al menos una vez en la vida un viaje con sus seres queridos…el destino? Eso es lo de menos… Feliz viaje!!!

París

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *