Conociendo Berlín

¿Qué ver y hacer en Berlín?

Llegué a Berlín procedente de Ámsterdam, había leído mucho sobre la capital alemana, sus principales atracciones y tenía bastante expectativa para recorrer esta histórica ciudad. 

A pesar que la llegada no fue la mejor, pues llegué de noche y me perdí por completo al salir del aeropuerto, en esta guía te quiero contar ¿Qué ver y hacer en Berlín?

¿Qué ver y hacer en Berlín?

Tour en Rickshaw: Es una bici-taxi, con guía personalizado. Es una manera ecológica, divertida y cómoda de recorrer la ciudad, apto para todas las edades y también para personas con dificultades para caminar por largas horas. El guía se comportó muy amable y trató de explicar todo lo mejor que pudo, lo complementé con una guía de bolsillo.

El recorrido te dará una amplia visión de las tres grandes épocas de la historia berlinesa, junto con un Berlín más actual y moderno: Berlín como capital de Prusia, el Tercer Reich y el Berlín roja bajo la opresión del sistema comunista. El paseo culmina en la Puerta de Brandenburgo justo a 100 mts del Parlamento (Reichstag).  Acá los precios e info Tour en Rickshaw

Barrio San Nicolás (Nikolaiviertel): Es medieval y actualmente es un barrio muy concurrido por los turistas, un lugar muy agradable para comer, cuenta con diversos restaurantes, algunos con los típicos jardines conocidos como “biergarten” para tomar una cerveza (ir a Alemania y no tomar cerveza no se vale). En este barrio está también una plaza con vista al Río Spree, cuyo centro está presidido por una enorme estatua ecuestre de San Jorge.

Catedral de Berlín: Es bastante grande su fachada, 114 mts de largo por 73 de ancho y 116 de altura, tiempo atrás fue la iglesia de la dinastía Hohenzollern, que residía en el Palacio Real al otro lado del río Spree, es símbolo de la iglesia evangélica en Alemania.

El interior de la iglesia satisface el gusto exuberante de finales del siglo XIX. Es una mezcla suntuosa de los estilos de diferentes épocas con mosaicos ornamentales, oro y estatuas. Las obras más relevantes son el altar de mármol del escultor Stüler y la pila bautismal de Christian Daniel Rauch.

En la cripta de la catedral, están enterrados los monarcas, hay más de 94 ataúdes de miembros de la familia real. Es la página oficial Catedral de Berlín.

Isla de los Museos: Me encantó pues alberga 5 museos, cada uno con una historia que contar, esta isla está ubicada en el Río Spree y es una visita recomendada dentro del listado ¿Qué ver y hacer en Berlín?

Inaugurado en 1830, el primer museo de la isla fue el Museo Antiguo. En él colecciones de importancia histórica y el arte en general fueron accesibles al público por primera vez.

El origen del conjunto se remonta a la época de la Ilustración y sus ideales educativos, y refleja la evolución de los diseños de los museos modernos durante más de un siglo. A finales de 1870 ya era conocido como La Isla de los Museos, aunque el conjunto de los cinco museos no fue completado hasta 1930.

Los cinco museos de la Isla de los Museos son:

  • El Museo de Pérgamo (Pergamonmuseum)
  • El Museo Bode (Bode-Museum)
  • El Museo Antiguo (Altes Museum)
  • El Museo Nuevo (Neues Museum)
  • La Antigua Galería Nacional (Alte Nationalgalerie)

Es esta página podrás encontrar la información general para los precios de cada museo Isla de Los Museos

Checkpoint Charlie: Era el puesto fronterizo más famoso del Muro de Berlín entre 1945 y 1900, se le permitía usarlo a empleados militares y de embajadas de los aliados, así como, extranjeros y trabajadores de la delegación (aquí me sellaron mi pasaporte). Fue el punto de paso más conocido de los utilizados durante la Guerra Fría. En él se podía conseguir el visado diurno para cruzar a Berlín Este desde Berlín Oeste.

Desde el año 2001, en Checkpoint Charlie se encuentra instalada una réplica del cartel que años atrás advertía a los ciudadanos: “Está abandonando el sector americano”.

Aparte del cartel, hay una pequeña frontera en la que los turistas se fotografían sin parar, además de una larga colección de fotografías y textos de la época, donde se puede ver el aspecto que llegó a tener ese punto.

Muro de Berlín: En ese momento todo lo que había estudiado en el colegio por un momento estaba hecho realidad frente a mis ojos, la sensación de estar ahí, de tocarlo con mis propias manos fue escalofriante y una experiencia única.

Berlín es una ciudad que no se olvida de “su reciente pasado.” Hay un tramo que está más conservado y mide 1. 3 km se llama “East Side Gallery” a lo largo de este tramo se pueden ver cientos de graffitis de artistas procedentes de todo el mundo que trataron de documentar mediante sus obras el cambio producido tras la caída del Muro.

Estos artistas expresan con sus obras una gran sensación de euforia y esperanza por un futuro libre y mejor. La visita a este sitio es prácticamente obligatoria dentro de la guía ¿Qué ver y hacer en Berlín?

Memorial del Holocausto: Es un recuerdo de todos los judíos víctimas del holocausto, es un campo inclinado de 19 000 m²s donde podrás ver 2711 losas de hormigón, las cuales, todas son de diferente tamaño y están diseñadas para producir una atmósfera incómoda o confusa. 

Edificado en las cercanías de la Puerta de Brandenburgo entre los años 2003 y 2005. La visita al centro de información, comienza con un repaso a la política nacionalsocialista de exterminio llevada a cabo entre 1933 y 1945.

En la siguiente parte de la exposición, se pueden leer los testimonios de algunas personas además de la historia de diferentes familias antes, durante y después de la persecución.

Una de las salas más impactantes, es la que muestra sus paredes cubiertas con los nombres y años de nacimiento y muerte de las víctimas del holocausto.

Puerta de Branderburgo: Era la antigua entrada a la ciudad y uno de los símbolos más relevantes de Berlín, importantes sucesos históricos están ligadas a ella. Está situada en el centro de la ciudad. Aquí muchos hacen el negocio con el turista, se visten de militares con banderas alemanas, estatuas humanas, ventas callejeras y alquiler de bicicletas grupales para toda la familia, son algunas de las cosas que verás en el sector.

Inaugurada en 1791 junto a la Pariser Platz, la Puerta de Brandeburgo es un símbolo del triunfo de la paz sobre las armas. Aunque la puerta tiene cinco entradas, desde su construcción hasta el año 1918, el paso central de la puerta sólo podía ser utilizado por miembros de la familia real y algunos pocos afortunados.

Postdamer Platz: Es el antiguo corazón de la ciudad, aquí se comunicaban el este con el entonces nuevo Berlín del oeste. En este sitio se instaló el primer semáforo del continente y durante la II Guerra Mundial quedó prácticamente destruida, durante 40 largos años fue tierra de nadie, hasta la creación de un nuevo barrio en 1993.

Actualmente es uno de los sectores más modernos y en él se ubica uno de los edificios más altos con 25 pisos y 100 mts de altura, dicen los conocedores que el ascensor sube en un 2 x 3, la verdad no quise comprobarlo, de solo verlo se me hizo un hueco en mi estómago, el edificio lleva por nombre  Torre Kollhoff.   

Parlamento de Reichstag: Es un edificio antiguo con una cúpula muy llamativa y es un símbolo en la ciudad con el que patenta que este lugar es el centro de la democracia parlamentaria. Será parte de tu listado ¿Qué ver y hacer en Berlín?

La cúpula de cristal transparente que corona el edificio clásico del Parlamento es visitable y puede verse de manera gratuita. Primero se accede a la parte superior del edificio mediante un ascensor. A la salida, el visitante transita por encima de la sala de plenos, visible a través del cristal que sirve de suelo.

Dentro de la cúpula hay fotografías que aluden a la historia del edificio y la institución. Debido a la gran demanda, es preciso reservar la visita con antelación, acá la info: Visita al Parlamento

La Gendarmenmarkt (Mercado de los Gendarmes) es una plaza localizada en el centro de la capital. Se la considera la plaza más bella de la ciudad. El edificio central de la plaza es el Konzerthaus; en el lado norte está la Französischer Dom (Catedral Francesa) y en el lado sur la Deutscher Dom (Catedral Alemana).

Actualmente es muy visitada por los turistas, a mi me gustó mucho y de ahí caminé a un mundo mágico, una chocolatería gigante, se llama Fassbender & Rausch, es una de las chocolaterías más famosas del mundo y sus orígenes se remontan al año 1863, son especialistas en la elaboración de los más deliciosos chocolates, trufas y pralines.

En su interior te vas a sorprender de los monumentos famosos hechos a punta de chocolates y suculentos osos. Esta es la página: Chocolatería

Estación Central de Berlín: Es la estación ferroviaria más grande de la Unión Europea, se inauguró en el 2006 por motivo de la celebración de la Copa Mundial.

Lo que más me impactó, aparte de su tamaño es la arquitectura ecológica con la que fue construida, pues, la mayoría de luz utilizada es natural por la instalación de paneles especiales en el techo que suministran casi el 50% de la iluminación.

La circulación diaria es de 240.000 personas aproximadamente, repartidas en unos 500 trenes. A ello se suma la circulación de 1.000 trenes ligeros y metro, es impresionante; dentro hay restaurantes y tiendas, es una completa ciudad.

Un visita diferente

Zoológico de Berlín: Para terminar con el listado ¿Qué ver y hacer en Berlín? me pareció muy lindo conocer el zoo. Es un lugar súper visitado con casi 2,6 millones al año.  Esta es la página oficial Zoo de Berlín

Está abierto todo el año y se puede acceder fácilmente en transporte público. El número de la línea de la estación Zoologischer Garten es la misma que el nombre de la banda irlandesa U2 que tiene una canción conocida como Zoo Station en su álbum “Achtung Baby”.

Alberga 15 mil ejemplares y de 1.400 especies, algunas de las cuales resultan verdaderamente insólitas. Podés ver osos pandas en peligro de extinción, ver estos peluches en vivo y a todo color es una ternura total.

Las instalaciones son muy amplias, llaman especialmente la atención los accesos conocidos como la “Puerta de los elefantes” y la “Puerta de los leones”. Resulta de gran interés el acuario que funciona desde 1913 y que dispone de numerosas especies. La visita se disfruta, pues se sale de la rutina.

Hospedaje básico 

Si tu estadía en Berlín es del típico viajero que sale desde temprano y regresa al final del día a literalmente caer muerto (descansar un poco para seguir descubriendo) entonces Easy Hotel es una buena opción. Se ubica enRosenthaler Strasse 69 Berlin.

Para ser lo más honesta es bastante “easy” si abrís la puerta del baño, literalmente ya no cabe una maleta abierta, sin embargo, apenas para domir es bueno con excelente precio y me encantó la ubicación cerca de todo!!

Datos útiles

  • Moneda: Euro (€)
  • Idioma: Oficial es el alemán (casi no te hablan en inglés, español ni francés)
  • Mejor época para visitar la zona: Las temperaturas no son muy extremas, aunque en el extremo este los inviernos son más duros y los veranos son más calorosos, puede decirse que el país es templado y húmedo. Los mejores meses para visitar Alemania son los de verano, entre Mayo y Septiembre
  • Medios de transporte: Metro, tranvía, bicicletas, taxi, y bus turístico una excelente opción con audioguía y varias paradas con 2 rutas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *