Río de Janeiro en un día

¿Qué ver y hacer en Río de Janeiro?

Soy del criterio que cada lugar tiene una belleza única e irrepetible, sin embargo, para mí Río de Janeiro es espectacular. Al planear el viaje hacia América del Sur pensé en Brasil, Argentina, Chile y Uruguay. Brasil por su parte sobrepasó mis expectativas con Río de Janeiro, que en portugués significa río de enero.

En este artículo que quiero contar ¿qué ver y hacer en Río de Janeiro? durante 1 día o bien una estadía corta.

Un poco de mi experiencia

Desde Costa Rica el vuelo hace su primera escala en Perú de 3 horas y de ahí vuela a Río. Un total de 12 horas se tarda para llegar contando la escala. De Costa Rica a Perú son 3 horas y 45 minutos, con escala de 3 horas y de Lima a Río son 5 horas. Llegás de madrugada y es bastante cansado, tomándo el cuenta el cambio de horario.

El aeropuerto tal vez no es tan lujoso como lo esperaba, y mucho menos el portugués es fácil de entender como uno lo imagina. Cometí el gran error de tomar un taxi a la ligera, que me llevara hasta Ipanema dónde estaba el hospedaje. (Es mejor que llevés el transporte coordinado desde tu país, porque sino, te sale carísimo).

Al salir del aeropuerto en mi mente tenía la idea de ver el Cristo Redentor en algún punto de la ciudad, pero vaya sorpresa, nunca lo vi…

Del aeropuerto a Ipanema se duran aproximadamente 30 minutos. El hotel en el que me hospedé era tranquilo muy cerca de las playas de Ipanema y Copacabana. Esta es la información del hospedaje: Mar Ipanema Hotel.

¿Qué ver y hacer en Río de Janeiro?

Tomé un tour con Tour Río Máximo ellos me recogieron en mi hotel y realicé todo el recorrido que a continuación te detallo (excepto las playas que las conocí otro día de mi estadía en Río de Janeiro), la duración fue de casi 10 horas en total.

Cristo Redentor: Es una de las siete maravillas del mundo moderno y es el símbolo de Río de Janeiro conocido alrededor del mundo. Hay que tomar en cuenta que la ruta está llena de curvas hasta morir (en mi caso me mareo).

Para llegar hasta la cima hay que hacer una parada a la mitad del camino, primero para tomar aire y ver un poco de la vista antes del espectacular Cristo. Los encargados del parque nacional tienen un estacionamiento donde se  deben dejar todos los vehículos particulares, pues, se puede acceder solo en las camionetas oficiales del Parque Nacional Tijuca. (Cuanto más cerca estés de la cima, peor se ponen las curvas).

Si no te agrada la idea de las camionetas está el tren. Los encantadores trenes rojos que suben el Cerro del Corcovado son modernas máquinas eléctricas Suizas que no contaminan y ayudan así, a proteger el Parque Nacional Tijuca.

El recorrido del tren que dura 20 minutos, suele estar animado por grupos musicales y atraviesa la parte del Parque conocida como Serra da Carioca, regalando a su paso maravillosas postales de la ciudad de Río. Para tener las mejores vistas lo mejor es sentarse al lado derecho.

Un detalle a tener en cuenta, sobre todo durante la temporada alta, es que, lo mejor es adquirir las entradas para el Ferrocarril del Corcovado a través de la web y así evitar las enormes colas que se suelen formar en la boletería de la estación. Acá la info para la compra Trem do Corcovado.

Acá un video del recorrido: Subida en tren

La llegada al Cristo

Al llegar al parqueo del famos Cristo, sólo le ves la espalda, hay que subir muchas escaleras para llegarle al frente, para ser exactos son 222!! Una vez frente a él, es una imagen que de seguro nunca olvidarás. Se levanta majestuoso sobre un pedestal de 8 mts de altura a 710 mts sobre el nivel del mar. Su altura es de 30 mts y pesa 1.200 toneladas.

Sólo estando ahí entenderás lo impresionante que es verlo con los brazos extendidos protegiendo la ciudad y obrando el milagro de que ninguno de los turistas que se aglomeran caiga al vacío…

Obviamente verás cientos de personas tratando de lograr la mejor foto, es imposible salir solo en la imagen…(siempre te quedarán un montón de colados). Todos con la pose típica de brazos extendidos, otros captando el mejor selfie y otros tantos sonriendo tímidamente entre la multitud.

Estando arriba la vista 360° de la ciudad es increíble. No hay palabras para describir el paisaje de la Bahía de Guanabara, Pan de Azúcar, el Maracaná, la Catedral de Río, los Rascacielos de la capital, las playas de Ipanema y Copacabana. La visita al Cristo puede durar una hora para disfrutar la visita y comprar souvenirs.

El Sambódromo: Después de la bajada mortal desde el Cristo Redentor hacia el centro de la capital me llevaron al Sambódromo da Marquês de Sapucaí.

Aquí se llevan a cabo los famosos carnavales de Río, tiene una extensión de 550 mts de largo al aire libre. Me gustó mucho que tiene una pequeña tienda donde pagás una suma y podés ponerte un vestido de carnaval. Está cerca de la estación de Metro Praça Onze. Esta será una visita muy típica si te preguntan ¿Qué ver y hacer en Río de Janeiro?

Catedral de Río de Janeiro: La siguiente parada fue la Catedral de Río de Janeiro o Catedral de San Sebastián de Río de Janeiro, me fascinó su forma cónica y sus vitrales, nunca había visto una iglesia de esa forma. La altura es de 75 mts.

Esta visita al igual que el Sambódromo fueron muy rápidas, apenas para las fotos de rigor, nos bajaron del bus y tan sólo nos dejaron unos 20 minutos y a seguir el camino.

El Maracaná: Inaugurado en 1950 y con capacidad para más de 200.000 espectadores, el Estadio de Maracaná (cuyo nombre real es Jornalista Mario Filho, periodista fundador del Jornal dos Sports) es uno de los templos del fútbol más famosos del mundo y el mayor de Brasil.

El Maracaná es el segundo punto de interés más visitado por los turistas que acuden a conocer Río y ejerce una atracción irresistible para los fanáticos del fútbol, que veneran lo que fue el escenario de la final del Mundial de Fútbol de Brasil 2014, es una parada obligatorio en la lista de ¿qué ver y hacer en Río de Janeiro?

El estadio está declarado patrimonio cultural de Brasil y, como curiosidad, posee una especie de paseo de la fama inaugurado durante su cincuentenario en el año 2000 y donde los mejores futbolistas del mundo, como Pelé, han dejado la marca de sus pies.

El estadio ofrece visitas guiadas todos los días (excepto los de partido) de 09:00 a 17:00 horas. Para llegar, lo más práctico es coger el metro hasta la estación Maracaná, que lleva directamente al estadio, o por medio de tours privados por la ciudad. Acá la página oficial del estadio Maracaná

El Pan de Azúcar: Para llegar hasta la cima del morro debés de tomar el teleférico de cristal que tiene capacidad para 65 pasajeros y recorre 1.400 mts con una panorámica espectacular, sale cada 10-20 minutos.

Se encuentra en el barrio de Urca y se dice que este nombre tan goloso provendría de la forma en que se amontonaba la caña de azúcar para transportarlo por los antiguos comerciantes del siglo XVI. Este montículo es, junto al Cristo Redentor, el principal símbolo de Río de Janeiro.

¿El mejor momento? El atardecer, cuando el cielo se llena de cálidas tonalidades con el Cristo al fondo sobre el monte Corcovado, y las playas cariocas quedan a tus pies.

Una vez arriba, la vista no tengo palabras como describirla, son de esos paisajes que te quedan en la memoria por siempre, en el cerro hay unas tiendas de souvenirs y un restaurante. Acá te dejo la info Teleférico Pan de Azúcar.

Tour de las Favelas: En Río de Janeiro hay cientos de favelas, en su mayoría construidas en las cuestas de los cerros, entre calles estrechas y tejados que se caen a pedazos. En esas barriadas vive el 20% de la población de la ciudad (más de un millón de personas), lo que no impide que sigan siendo un misterio para los extranjeros y para muchos brasileños

La llegada de los turistas a las favelas se popularizó en los años previos a la celebración de la Copa del Mundo de Fútbol de 2014, aunque el comienzo de estos tours es muy anterior. El Gobierno puso en marcha un plan de revitalición de estas barriadas, que incluía rutas turísticas. El objetivo era encontrar una forma de ganar dinero para sus habitantes y normalizar la vida en estos barrios.

El tour dura de 2 a 3 horas y se realiza en los barrios más comunes de Villa Canoas, Rocinha, Vidigal o Santa Marta, a la que se accede a través del funicular del mismo nombre. Desde Santa Marta se disfruta de una espectacular vista del Cristo Redentor, el Pan de Azúcar y la bahía de Botafogo.

El Zoológico-RioZoo: En pleno centro del barrio São Cristóvão de Río de Janeiro, el Jardín Zoológico ocupa 138.000 m² en el parque Quinta da Boa Vista, es el más antiguo de Brasil.

Actualmente, cuenta con más de 500 mamíferos, 900 reptiles y más de 1.000 pájaros, es decir, más de 350 especies diferentes representativas básicamente del muy rico ecosistema brasileño. El zoológico es bastante grande y entretenido podés durar unas 2 o 3  horas en total. El horario de atención es de 9:00am a 5:00pm. Este es el link para información y precios RioZoo

Arcos de la Lapa: El nombre original de los Arcos de Lapa fue Aqueduto da Carioca y es considerado como la obra de arquitectura más importante hecha en Brasil durante el período colonial.

El acueducto está compuesto por 42 arcos levantados en dos niveles, con 17,6 mts de altura que se extienden a lo largo de 270 mts entre el morro de Santa Teresa (antiguo Morro do Desterro) y el antiguo Morro de Santo Antonio, que fue demolido completamente a principios del siglo XX.

El barrio en el que está ubicado se llama Lapa y es un poco inseguro a ciertas horas del día para que lo tomés en cuenta.

¿Cómo llegar? En el Metro Carioca/ Cinelandia en Líneas 1 y 2, dirección: Avenida Mem de Sá – Lapa

Biblioteca Nacional: La Biblioteca Nacional está abierta para visitas de lunes a viernes, de las 10h a las 17h. Debés ingresar con un documento con foto (por ejemplo, un pasaporte). La visita guiada en la Biblioteca Nacional es gratuita y se puede realizar en español, de lunes a viernes, a las 12:00 y en inglés, de lunes a viernes, a las 14:00.

Podrás conocer el interior del edificio histórico del año 1910, su belleza interna es única en cuanto a decoración, pinturas, vidrieras de colores. En los pasillos, en las salas del acervo y en el “Espacio Cultural “Eliseu Visconti” es posible visitar exposiciones temáticas, que reúnen piezas de diferentes colecciones.

La Biblioteca será de las atracciones si te preguntan qué ver en Río de Janeiro. Acá el link para información: Biblioteca de Río de Janeiro

Teatro Municipal: Con una arquitectura muy similar a la Ópera de París,  se ubica en pleno centro histórico de la ciudad, con frente a la Praça Floriano, vale la pena te detengás a admirar con calma los detalles de sus tres fachadas, donde se combinan elementos del barroco con otros del Art Nouveau.

Uno de los mayores símbolos representativos del Teatro Municipal de Río de Janeiro es la enorme águila dorada que se levanta majestuosa sobre la cúpula central, con sus 2,8 mts de alto y 6 mts de envergadura.

Las visitas guiadas al Teatro Municipal de Río tienen una duración aproximada de 45 minutos, se ofrecen en portugués, inglés y español y están limitadas a 50 personas por cada turno, por lo que, las entradas deben ser adquiridas con suficiente antelación. Este es sin duda uno de los monumentos de la ciudad que no se puede dejar de ver.

La información por acá: Teatro Municipal 

Tomar caipirinha

El nombre de Caipirinha le fue dado en torno a 1900 y viene de una mezcla de “caipira” y de “Curupirinha”. Ambos términos están relacionados, “caipira” era un termino empleado para referirse a los campesinos que antiguamente habitaban los bosques; este a su vez está relacionado con el nombre “Curupira”, un demonio místico que vivía en los bosques y cuyo diminutivo es “curupirinha”, palabra que también se usa para referirse al estado de ebriedad en que comenzamos a tener visión borrosa.

Lo más característico de su sabor lo aporta el alcohol con el que se prepara, la cachaza o cachaça, una bebida alcohólica que se produce a partir del jugo de caña de azúcar y que aporta un ligero sabor amargo. La mezcla con el azúcar y la lima queda muy equilibrada y eso junto con su sencillez es el secreto de su éxito, no lo dudés y probá esta bebida!

Las Playas de Río de Janeiro

Las playas de Río de Janeiro son parte de sus atractivos y año con año miles de turistas las visitan. Yo lamentablemente fui en invierno, así que, no pude disfrutar ni del sol ni de sus aguas, aunque si visité Ipanema y Copacabana.

Ipanema: Los 2 km de costa y suave arena blanca convierten a esta playa en una de las preferidas por los cariocas (como se conoce a los habitantes de Río de Janeiro) y visitantes. Un lugar perfecto para tomar el sol y disfrutar del mar.

Copacabana: Es la más buscada y famosa de Río de Janeiro. Es posible que no haya un lugar en toda la ciudad con más ambiente y animación que Copacabana, se concentran la mayor cantidad de hoteles y restaurantes.

Es más que sol y mar, también es sinónimo de deporte y culto al cuerpo. A lo largo de la playa hay infinidad de canchas para jugar al voleibol y fútbol, instalaciones para ejercitar los músculos y una enorme ciclovía que es continuación de la que atraviesa la orla (paseo marítimo) de las playas de Ipanema y Leblón.

Leblón: Ubicada en el elegante barrio del mismo nombre, la playa de Leblon es la continuación de la Playa de Ipanema y se extiende desde el canal Jardim de Alha, que une la Laguna Rodrigo de Freitas con el mar, hasta el Morro Dois Irmãos, a lo largo de la avenida Delfim Moreira.

A pesar de que no hay realmente una separación entre las playas de Leblon e Ipanema, Leblon es una playa más tranquila, frecuentada principalmente por los residentes del barrio y por muy pocos turistas, sobre todo porque en el barrio no se ubican muchos hoteles.

Se trata más bien de una playa bastante familiar al punto de tener una zona especial para niños pequeños conocida como Baixo Bebê. Las playas también entran en la lista ¿qué ver y hacer en Río de Janeiro?

Si te interesa conocer información general sobre Bogotá,  qué ver y hacer, acá te dejo info Bogotá en un día nos encanta brindarte la mejor información de viajes, consejos viajeros, opciones para viajes económicos y mucho más con Movete en el Mundo.

Datos útiles

  • Moneda: es el Real, su símbolo es R$ y su sigla BRL
  • Idioma: es el portugués. Sin embargo, en Brasil no se habla el portugués original, sino que existen 11 dialectos, que corresponden a distintos estados, manejan el portuñol, el español e inglés en algunos lugares
  • Mejor época para visitar la zona: La temporada alta se inicia a partir de noviembre, aunque los meses con mayor número de turistas son enero, febrero y marzo, debido a que coinciden con el verano en América del Sur y el período de vacaciones escolares.
  • Es entre febrero y marzo, además, que se produce el evento anual más importante, el famoso Carnaval de Río de Janeiro, un momento único para ver la ciudad vestida de fiesta, aunque con los inconvenientes lógicos de precios más altos y lugares más abarrotados de gente /desde octubre a diciembre, es en este momento del año cuando se inicia la temporada de más lluvia
  • Medios de transporte: metro, bus, taxi (funciona el Uber) y alquiler de bicicletas en las playas
  • Requisitos de ingreso Covid-19: Restricciones Gubernamentales

Nota aclaratoria: “Toda la recomendación brindada y texto en este artículo sobre el tour de un día está basada totalmente en mi experiencia y satisfacción al comprobar el servicio. Si comprás y reservás por medio de los links no tendrás ningún costo extra en la tarifa, ayudás a financiar la página y a seguir moviéndonos por el mundo”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.